Carcomas

Existen varios tipos de carcoma, los daños de algunas pueden producir daños que pueden ser graves en madera utilizadas en la construcción de las casas, sobre todo en las vigas y maderas de los techos. Podemos encontrarlos también en muebles, parquet, puertas, leña, etc...Sus principales sintoman son los orificios, ruido producido por las larvas, serrín y astillas de madera,

Después de las termitas, estos insectos son los que producen más daños en la madera, si tenemos en cuenta su valor económico.

DAÑOS PRODUCIDOS POR LA CARCOMA

Sus larvas producen túneles y galerías abundantes.

 

 

 

 

LARVA DE CARCOMA

Su ciclo biológico es:

  • La hembra adulta y ya fecundada, realiza su oviposición en las grietas y orificios que presenta la madera.
  • De cada huevo eclosiona una larva que inmediatamente empezará a alimentarse de la madera, formando una galería.
  • Pasado un periodo de tiempo, que varía según la especie, la larva pasa a la fase pupa.
  • Transcurridas unas semanas, de la pupa sale el insecto adulto al exterior perforando la madera, dejando un orificio de salida. Rápidamente se aparea y continua así su ciclo.

 

Estos insectos se alimentan de todo tipo de maderas (roble, nogal, encina, fresno, etc., como maderas duras y pino, chopo, abeto, etc., como maderas blandas), por lo que pueden atacar y por tanto infestar los hábitats humanos, desde las maderas estructurales de una casa hasta muebles, utensilios de madera, parquets, etc.

Es importante que se realice una buena inspección por personal cualificado para identificar la especie que provoca la infestación, así como las zonas infestadas. En la mayoría de las ocasiones la primera prueba o evidencia de infestación lo constituye los orificios de salida y/o los pequeños montoncitos de serrín, al menos que la larva del coleóptero emita ese ruido tan característico que hace cuando se alimenta (solo en algunas especies). Debemos recorrer toda las áreas con madera capaz de sufrir un ataque, sin olvidar de inspeccionar las zonas ocultas, parte posterior de muebles, etc.

TIPOS DE CARCOMA

 

 CARCOMA DE LOS MUEBLES. (Anobium Puntactum).

CARCOMA PEQUEÑA – ANÓBIDOS

 

 

 

 

ESCARABAJO RELOJ DE LA MUERTE (Xestobium Rufovillosum)

CARCOMA MEDIA – ANOBIDOS

 

 

 

HYLOTRUPES BAJULUS (Capricornio Doméstico).

CARCOMA GRANDE- CERAMBICIDOS

 

 

 

 

LYCTUS BRUNNEUS

CARCOMA DEL PARQUET- LICTIDOS

 

 

 

ANÓBIDOS:

Los más comunes son:

CARCOMA PEQUEÑA DE LOS MUEBLES. (Anobium Puntactum).

CARCOMA MEDIANA ESCARABAJO RELOJ DE LA MUERTE (Xestobium Rufovillosum)

Los insectos adultos de este tipo de carcoma, son muy pequeños (2,5 mm) y de color pardusco, siendo las hembras de mayor tamaño que los machos. Es característico en ellos su tórax arqueado y el cuerpo casi cilíndrico. El tórax forma como una especie de capucha (prototórax) donde va ubicada la cabeza que queda así casi escondida. Su agujero de salida en la madera tiene una sección circular de 1-2 mm, al igual que los túneles realizados por las larvas.

Las larvas son toscas, carnosas, curvadas posteriormente, cubiertas por una cortapubescencia. Dotadas de patas pequeñas y armadas con fuertes mandíbulas de color negro. Las galerías que forman están llenas de serrín granuloso mezclado con sus excrementos.

Es característico el golpeteo contra la madera con el tórax que realizan algunas especies en época de apareamiento para comunicarse.

Las larvas no necesitan de la presencia de protozoos para digerir la madera, ya que poseen una enzima en su aparato digestivo capaz de convertir la celulosa de la madera en nutrientes.

CARCOMA DE LOS MUEBLES. (Anobium Puntactum).

 

Es la plaga más común. Los podemos encontrar no solo en muebles sino también en maderas estructurales y de otro tipo.

Los coleópteros adultos salen a través de los orificios circulares en los meses estivales. Viven dos semanas, durante las cuales se aparean (al poco tiempo de su salida) y la hembra realiza la puesta de huevos en grietas, maderas rugosas o en los viejos orificios.

Los huevos eclosionan al cabo de entre tres y cuatro semanas y las larvas muy pequeñas empiezan a excavar su túnel hacia el interior de la madera royendo esta, agrandándose su diámetro a medida que la larva crece. El tiempo de desarrollo de las larvas es de un período de dos o tres o más años en función de la humedad, de la temperatura y del tipo de madera en el que están instaladas, permaneciendo en su interior sin salir del objeto de madera en el que se introdujeron (mueble, tallas, panel, madera estructural, etc.) durante dicho período.

En los túneles de 1-2 mm de sección circular las larvas van dejando sus excrementos en forma de bolas pequeñitas alargadas y estrechas que mezclados con las partículas no digeridas de la madera dan lugar a un tipo de serrín granuloso característico. Suele estar situado en la albura, pero a veces llegan hasta el duramen.

La cantidad de agua en la madera es un factor importante para el buen desarrollo de las larvas, ya que necesitan que la madera este humedecida; incluso si hay hongos presentes, aumenta la velocidad de desarrollo larvario por constituir estos una fuente proteínica añadida así a la celulosa de la madera como fuente de alimentación. Necesitan, además, que la humedad del aire sea superior al 50%; si es inferior no se produce su ciclo vital. La temperatura optima para las larvas es de 22-23º C., aunque pueden vivir a temperaturas inferiores y superiores a estas.

Las larvas suelen ser curvadas, con arrugas y vellosidades finas en su cuerpo, de color blanquecino, con su parte anterior más gruesa, provisto de mandíbulas y de tres pares de patas. Una vez pasada la fase pupal, eclosiona el adulto, saliendo al exterior por los orificios circulares, al poco tiempo de emerger de la pupa.

ESCARABAJO RELOJ DE LA MUERTE (Xestobium Rufovillosum)

 

Este nombre tan curioso le viene como consecuencia del ruido que hace el coleóptero adulto en el interior de la madera como el tictac de un reloj, lógicamente más audible en el silencio de la noche, correspondiendo a las llamadas que realizan para su apareamiento.

Es un coleóptero que se puede incluir entre los de mayor tamaño de los xilófagos. Los agujeros de salida tienen un diámetro de 3-5 mm, realizándolos en primavera permaneciendo el adulto hasta entonces en el interior de la madera.

La hembra realiza una oviposición que puede llegar a los 50 huevos en época primaveral (Abril – Mayo), siendo de 5-10 años la duración del ciclo larvario. Sus excrementos son grandes y en forma lenticular.

Aunque en la naturaleza suelen atacar a árboles de hoja caduca (ramas muertas), en las construcciones suele atacar a maderas de roble con suficiente humedad, por tanto con presencia de hongos xilófagos, que son necesarios para el desarrollo de las larvas. Ataca tanto a la albura como al duramen.

HYLOTRUPES BAJULUS (CAPRICORNIO DOMÉSTICO).

CONOCIDA TAMBIÉN COMO “CARCOMA GRANDE” O “CARCOMA DE LAS VIGAS”.

 

Los adultos son de color oscuro casi negros y de unos 18 mm de longitud, con unas manchas blanquecinas en los élitros. Realizan unos agujeros de salida de aproximadamente 3 x 6 mm, que pueden variar de tamaño, de forma irregular, pero generalmente ovalada y con los bordes desgastados. Sale en época veraniega, apareándose posteriormente y ovopositando (alrededor de los 400 huevos) en el fondo de las grietas y hendiduras de la madera. Los huevos eclosionan a las dos semanas introduciéndose las larvas en el interior de la madera y alimentándose de la albura, siendo capaz de realizar la digestión de la celulosa y acelerando su desarrollo sí la madera esta infestada de hongos.

El ciclo de la larva normalmente tiene una duración de 3-4 años, pero puede llegar hasta los 12. Los túneles que realizan pueden llegar hasta la superficie pero dejan una capa muy delgada de madera que las separa del exterior. Sus heces son de tipo cilíndrico, dejando los túneles llenos de un serrín amarillo uniforme.

Para la fase pupa prepara una cámara pupal con un agujero al exterior por donde posteriormente saldrá el escarabajo adulto, cerrando la cámara y el agujero con astillas de madera. Las larvas cuando roen emiten un sonido característico; a mayor tamaño de la larva es más fácilmente audible este sonido en el silencio de la noche, pudiendo detectar también si hay infestación por el serrín y las astillas que las larvas expulsan, así como por el agujero de salida.

Produce daños que pueden ser graves en madera utilizadas en la construcción de las casas, sobre todo en las vigas y maderas de los techos, por encontrar allí la temperatura más alta de las casas, necesaria para su buen desarrollo. Ataca sobre todo a la madera de las coníferas, sea esta de árboles vivos, árboles recién talados, troncos y madera almacenada. Podemos encontrarlos también en muebles, leña para calefacciones y estufas, etc. y en la naturaleza suelen encontrarse en madera de coníferas viejas y secas.

Además de los orificios de salida, del ruido producido por las larvas, y del serrín y astillas de madera, para su identificación es conveniente examinar la madera que se piensa que está infestada dando pequeños golpes para ver si la madera está sólida e intentar que salga serrín de los agujeros.

LÍCTIDOS

LYCTUS BRUNNEUS

CARCOMA DEL PARQUET- LICTIDOS

 

También se la conoce como “carcoma del parquet” y es la más frecuente en Europa y en todo el mundo, siendo su origen tropical (Brasil), atacando tanto a las maderas originarias de nuestro país como a las tropicales.

Suele atacar al parquet, elementos estructurales de maderas puras, artesonados, etc.

No son capaces de digerir la celulosa por no contar con los agentes simbióticos que le ayuden en el proceso, por lo que atacan madera con elevado contenido en almidón (más del 3%) y con contenido de humedad de al menos un 6%. Suelen encontrarse en la albura de maderas duras como el roble, el nogal, el fresno, el olmo, etc. y ocasionalmente en mobiliario de caña y de bambú.

Su ciclo vital comienza con la oviposición del coleóptero en los poros de la superficie de la madera, eligiendo la madera de las especies anteriormente mencionadas por presentar poros grandes (así como grandes vasos) capaces de aceptar los huevos de los líctidos que son grandes y cilíndricos. Eclosionan las larvas que tienen color blanco pero con la cabeza y la mandíbula de color oscuro, 3 pares de patas muy pequeñas y con un engrosamiento en su parte delantera, y rápidamente comienzan a roer la madera hacia el interior de esta. Poco antes de comenzar la fase pupa se sitúan cerca de la superficie de madera, perforan esta y luego se empupan (en una cámara oval). El adulto realiza un agujero de salida de 1 –2 mm según la especie. Son coleópteros muy pequeños de color rojizo a negro de entre 2 y 5 mm de longitud, cuerpo aplanado y cabeza fácilmente diferenciable. Su ciclo biológico suele durar un año aunque pueda durar la mitad en condiciones de humedad y temperatura muy favorables.

El serrín que producen es muy fino, de color claro cuando esta producido recientemente y poco a poco con el paso del tiempo se va volviendo más oscuro. A los agujeros de salida les ocurre algo parecido, oscureciéndose con el paso del tiempo, por lo que hay que tenerlo en cuenta cuando se realice la inspección.

TRATAMIENTO CURATIVO FRENTE A CARCOMA y HONGOS XILOFAGOS: CERAMBICIDOS Y/O ANOBIDOS.

El tratamiento contra los insectos de tipo larvario, que producen sus daños en el estado de larva, afecta exclusivamente a la madera y consta de las siguientes operaciones:

  • Inspección
  • Desbastado
  • Cepillado
  • Tratamiento en profundidad
  • Tratamiento superficial

Inspeccion

Realizamos una inspección, delimitando las zonas afectadas por cada uno de los agentes destructores, procurando diferenciar entre ataque activo y ataque no activo.

Desbastado

Antes de tratar quimicamente la madera, eliminaremos, siempre que sea posible (maderas estructurales no decorativas), zona totalmente degradada, dejando al descubierto la madera todavía sana.

Esta operación nos permite:

  • comprobar la pérdida de sección sufrida por los maderos como consecuencia del ataque.
  • determinar los elementos que necesitan refuerzo o sustitución (en caso de gravedad esta decisión se deberá tomar junto con la opición de un arquitecto)
  • facilitar la penetración del producto.

Cepillado

Acabará de eliminar todos los restos de serrín que el desbastado haya podido dejar al descubierto, dejando así la madera preparada para recibir el tratamiento libre también de polvo y suciedad. Utilizaremos equipos de aire comprimido.

Tratamiento en profundidad

Consiste en la inyección de un producto protector y curativo en el interior de la madera.

El tratamiento de la madera requiere que el producto protector penetre en el interior de la misma con tal de eliminar los insectos xilófagos que se hallen en ella e inmunizar a la madera del peligro de nuevos ataques. Para ello crearemos unas zonas tóxicas mediante la inyección, para la destrucción de las larvas que no pueden ser destruidas por el tratamiento de superficie en los elementos de mayor grosor como las vigas.