Icono de búsqueda de Plagas Bilbao

¿Conoces la norma UNE 100012:2005 ?

Te llamamos GRATIS

Inspección visual y grabación del estado higiénico de conductos

Inspección visual y grabación del estado higiénico de conductos

Toma de muestras de aire interior mediante aspiración

Toma de muestras de aire interior mediante aspiración

Análisis microbiológico de la calidad del aire y superficies

Análisis microbiológico de la calidad del aire y superficies

Hospitales, oficinas, residencias, piscinas, edificios comerciales...

Hospitales, oficinas, residencias, piscinas, edificios comerciales...

Calidad del aire interior

¿Por qué es importante controlar la calidad del aire que respiramos dentro de un edificio? Las personas en un espacio cerrado necesitan dos cosas: que no exista riesgo para la salud por respirar el aire y que el aire que respiran sea agradable y fresco. Nuestro sistema inmunitario es un auténtico mecanismo de defensa frente a las enfermedades causadas por los agentes biológicos. Pero son las personas con enfermedades del sistema inmune o inmunodepresivas las que pueden verse más fácilmente afectadas por agentes biológicos.

La mayoría de edificios, residenciales, sanitarios, industriales, comerciales y de oficinas, disponen de sistemas de  ventilación. En estas instalaciones se pueden dar las condiciones idóneas para el crecimiento y dispersión de los microorganismos o agentes biológicos.

 

HAZ TU CONSULTA AHORA


¿Qué servicios realiza SITEHISA respecto al Control de la Calidad del Aire Interior?
Seguimos una serie de pasos generales que son: la valoración de la necesidad de una limpieza y verificación de la misma, una inspección visual y grabación del estado de los conductos, la realización de análisis microbiológicos de superficies y ambiental, el muestreo de materia particulada, la limpieza de conductos de aire acondicionado y la realización de tratamientos de desinfección.

¿Qué métodos emplea SITEHISA para realizar la inspección y limpieza de los sistemas de climatización?"

Empleamos modernos sistemas de limpieza de conductos, aprovechando las entradas naturales como rejas o difusores, o bien mediante tapas de inspección que deben ser colocadas al efecto para tal función, introduciendo un vehículo dotado de una cámara fotográfica digital automática comandado por radio control que realiza una inspección previa a la limpieza. El robot cuenta con una sonda propulsora, que aspira el polvo que va a una bolsa colectora llevando en uno de sus extremos cepillos giratorios de polipropileno duros y blandos de acuerdo al grado de adherencia de la suciedad. En el momento en que se lleva a cabo la inspección, se realiza una toma de muestras para ser sometida a análisis de laboratorios. Luego los conductos de aire acondicionado son higienizados mediante procedimientos de aspiración, sopleteo con inyección de aire comprimido y cepillado, eliminándose la suciedad existente.Una vez realizada la higiene, se introduce nuevamente el robot que verifica el conducto tomando imágenes de su aspecto interior desde varios puntos, proporcionando una cinta de vídeo de la inspección y estado de limpieza.

¿Qué es la norma UNE 100012:2005?

Empleamos los criterios de valoración, criterios de descontaminación (higielización) y criterios de validación (eficacia) de la calidad higiénica que indica la norma para la valoración de la higiene de los sistemas de ventilación y acondicionamiento de aire (SVAA).

¿Por qué es necesaria la limpieza periódica de las instalaciones de aire acondicionado?

El malestar físico, la irritación o la sequedad de los ojos, la nariz y la garganta, tos, náuseas y problemas respiratorios, así como fatiga mental, alteraciones de memoria, somnolencia, apatía, mareos o el estrés son algunos de los problemas de salud producidos cuando las personas permanecen gran cantidad de tiempo en el interior de las oficinas en los edificios modernos por efecto de factores de contaminación que pueden ser propios de los mismos locales, mala ventilación o deficiente funcionamiento de las instalaciones de aire acondicionado. Por ello es necesario establecer unos criterios de valoración del estado de la calidad del aire y limpieza y desinfección en caso necesario.

¿Qué es el Síndrome del Edificio Enfermo (SBS)?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1982 estableció que los edificios con un porcentaje de más del 20% de personas que experimentan efectos agudos sobre la salud y el bienestar debido a los niveles de polución conforman una enfermedad denominada Síndrome del Edificio Enfermo (SBS). Se ha determinado que el polvo es el principal agente transportador de sustancias alérgicas, compuesto de una gran variedad de elementos orgánicos e inorgánicos, que incluyen fibras, esporas, granos de polen, mohos, insectos y ácaros, que producen síntomas que van desde una pequeña irritación a problemas respiratorios graves, que pueden derivar incluso en patologías crónicas. Los conductos de aire acondicionado que contienen desde el polvo común hasta roedores, hojas, bacterias, hongos y mohos son un caldo de cultivo para la reproducción de contaminantes biológicos, debido a su temperatura constante, humedad y suciedad como nutrientes. De todo lo indicado surge la necesidad imprescindible de establecer normas que obliguen a limpiar periódicamente los conductos, además de los equipos de aire acondicionado, en todo edificio que cuente con instalaciones de climatización que impliquen el tratamiento del aire, ya sea por sus características constructivas, extensión de conductos, actividades que en ellos se desarrollan y cantidad de personas que los ocupan.

¿Qué patologías son causadas por agentes biológicos relacionadas con los sistemas de ventilación/climatización?

Manifestaciones de tipo alérgico que comprenden asma, rinitis, conjuntivitis, pneumonías hipersensitivas, fiebre de los humidificadores o fiebre del lunes. Dichas afectaciones han sido atribuidas a diversos microorganismos entre los que se pueden destacar las bacterias filamentosas (Thermoactinomyces vulgaris, Micropolyspora faeni), los bacilos Gram negativo (Pseudomonas, Klebsiella, Enterobacter, Escherichia coli), los hongos (Penicifflum, Aspergillus, Altemaria) y los protozoos (Naegleria gruberi, Acanthoameba). Enfermedades infecciosas, siendo las más representativas la Enfermedad del Legionario y la Fiebre de Pontiac. El agente causal de ambas enfermedades es una bacteria (Legionella pneumophila) y su diferencia a grandes rasgos estriba en que la primera es una pneurnopatía aguda y, en ocasiones mortal, mientras que la segunda, más benigna, se caracteriza por un síndrome pseudogripal. No se conoce por qué esta bacteria causa dos enfermedades con cuadros clínicos diferentes, aunque se especula con la teoría de que la fiebre de Pontiac es una reacción hipersensitiva a las amebas infectadas por Legionella pneumophila.

Contacto y localización
C/ Jon Arrospide, 11 - bajo
48014 Bilbao (Vizcaya)
info@plagasbilbao.com
Tlf: 944 476 888
WhatsApp: 635 996 004
Fax: 944 755 401
Solicitud de presupuesto




He leído y acepto el aviso legal y la política de tratamiento de datos.

(*campo obligatorio)

Logo Sentritech
Logo Dow AgroSciences
Logo Anecpla
Logo Aneproma

Uso de cookies por parte de SITEHISA

En SITEHISA utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideras que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en el siguiente enlace.

Más información en la política de cookies x